domingo, 20 de noviembre de 2011

Me lo como Todo

Hoy el Peregrino de la Blogosfera llega a la casa de Eulogio, un gran amigo de hace ya unos cuantos años, casi de los primeros en esta blogosfera y con el qué aún conservamos el espíritu de una pequeña cuadrilla que nació de nuestra amistad.

Hoy leía en la prensa que los restaurantes de España miden las perdidas por la cantidad de comida que tiran, será que en época de crisis nadie mira ya los beneficios y los motivos por los que se generaban los mismos.

Resulta que hablan en la noticia que cada restaurante desperdicia unos dos kilos y medio de comida al día, entre la que se estropea por caducidad, la que compran en exceso por falta de previsión y la que más gracia me hizo y por lo que hoy estoy hablando de ello con mi amigo en su rincón, la que dejan los comensales en el plato porque les han servido una cantidad excesiva.

Es la leche, querido amigo Eulogio, ya era lo que nos faltaban, que con la excusa de la crisis y eso de ahorrar para no tener perdidas, se atrevan a servirnos en un menú del día un plato de garbanzos por la mitad, no vaya a ser que dejemos unos cuantos y suban las estadísticas de perdidas para el negocio.

Yo no sé quién hace estos estudios y quién es el desafortunado que incluye ciertas aseveraciones para un uso razonable de la comida en un restaurante.

Lo tengo claro, yo me lo como todo, por dos motivos, primero porque cuando voy a un restaurante voy a comer y como comensal soy agradecido en la mesa o agraciado de apetito, segundo, el que regenta el negocio sabe mejor que nadie lo que es una ración y el que tenga poca hambre que pida un bocadillo, pero tendrá que tener muy claro que no le saldrá rentable el negocio si pierde clientes al dejarles con hambre en sus menús.

Sinceramente a veces creo que esta crisis nos está a todos haciendo perder la pinza en las conclusiones tan variopintas que sacan con saber en dónde se producen las perdidas y no mirar dónde están realmente los beneficios.

Miren ustedes, un buen cocinero nunca tira un tomate picado, lo sabe aprovechar y nunca le sobra carne que hizo de más, como en nuestras casas, las croquetas están luego de muerte, así que si en un restaurante se tira mucha comida por su caducidad o compra en exceso, igual el mejor ahorro para ese negocio es reciclar al cocinero y no contarnos estas milongas.

Además, a partir de hoy, que yo me lo como todo, al restaurante que vea que merma mi ración y no lo hace en proporción en su factura, dejo de ir allí a comer y me voy a otro que sirva las raciones de comida como Dios manda, en su justa medida.

Recuerdo un viaje a Galicia y una parada en una aldea, comimos calidad, pagamos buen precio, pero lo que más nos gustó es que no faltó comida en la mesa, había garbanzos con callos, perolo y cucharón para echar al plato lo que quisieras y repetir las veces que fueran necesarias, del resto de los platos ni les cuento, toda una gozada para gente que como yo se come todo.

Al paso de unos años volvimos allí y más de lo mismo, es más, mis amigos cuando van a Galicia yo les doy las indicaciones para que disfruten de un buen menú, que espero que con estas estadísticas tan maliciosas que nos deja la crisis, para lo que les interesa ya que según cuentan, sirven para educar nuestros bolsillos y que nos sintamos más economistas que nunca.


20 comentarios:

  1. Además comer bien en los restaurantes estimula la memoria, ja,ja,ja y así no caducan las noticias,ja,ja,ja.

    Gracias por tu calurosa comida y no bebas tanto en las fiestas que me preparas, que luego el Godeval se sube a la cabeza, ja,ja,ja.

    Un abrazo agradecido como siempre querido amigo.

    ResponderEliminar
  2. Por eso los restaurantes de pijoterio sirven esas mierdad de platos,para que no les sobre,con lo caro que esta el nitrogeno y la sal del quinto coño.
    Yo como pase hambre hoja de reclamacio al canto y no vuelvo que yo pago para comer,no voy pagar y no comer.A mi tambien me apetece una botella del Godeval.....
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. De principio añadir que creo que estamos invadidos de encuestas inútiles, que
    Solo nos lleva a la confusión.
    Estoy de acuerdo con todo lo que se dice en el post, desde ponerles las cosas claras al que compra los alimentos y al cocinero que las sirves.
    A una persona que va a comer hay que ponerle de comer bien, otra cosa es que vallamos a un restaurante por una cita obligada, o sin ganas de comer, porque llevamos una resaca del 15, y dejarnos la comida sin tocar.
    Además en los bares y restaurantes, por lo menos aqui en el sur, podemos hacer un combinado entre tapas y medias raciones, y realmente comes solo lo querre apetece y puedes.
    Os puedo asegurar que no sobra tanta comida como se dice.
    Además vamos a bajarnos a la tierra de una vez, estamos en la crisis mas grande que el hombre va a conocer, y si sobra algo se pide para llevar, que en casa esta el perro y la abuela ( esto es broma), y se la come uno al Dia siguiente.
    Yo cuando voy, arraso con todo.
    Y después a votar, pero no a votar en las elecciones.
    A votar dando saltitos, para que baje algo la comida.
    Un abrazo y buen provecho.

    ResponderEliminar
  4. @Senovilla Que siento que hayas tenido que esperar en la puerta, ha sido culpa de mi mal servicio de inteligencia...

    Ponte cómodo y disfruta de la mesa.

    ResponderEliminar
  5. Eso hoy a votar para que baje la comida, jjjjj... y el godello.

    ResponderEliminar
  6. Hola vengo siguiendo al Peregrino.
    Yo como voy en contadas ocasiones a comer por ahi conmigo no tiran nada jajaja. Por eso me gustan los buffet libre, hace poco fui a un wok . Saludos

    ResponderEliminar
  7. A ver si hablamos/escribimos menos y damos noticia del sitio ese de Galicia. Por lo menos a los que vamos por allí todos los años, por favor, por favor, por favor.
    Buena entrada.
    Salu2

    ResponderEliminar
  8. Me paso detras de Senovilla que me agota a este paso. Una cosa es pregrinar y otra correr como un gamo:)

    "Un buen cocinero nunca tira un tomate picado, lo sabe aprovechar " y si no que aprenda de las amasa de casa que no tira ni una miga.
    Me a¡ha gustado mucho el post. Os felicito a los dos.
    Un abrazo
    P.D. Hace un mes estuve en Galicia y se come fenomenal.

    ResponderEliminar
  9. En casa también tenemos esa costumbre de comernos todo lo que nos sirven, por ello siempre le decimos a mamá que sirva poco que si no el sobrepeso nos va a matar la figura.

    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  10. Es verdad que a más de uno se le ha ido la pinza con esta crisis. Algunos hemos pasado crisis peores. Yo lo asocio al ciclo de la vida, épocas de bonanza y épocas de crisis.
    A Galicia voy a menudo, nada que objetar a lo que has contado, pero no pierdas de vista Asturias, no he comido mejor y más barato que allí.
    Logio y Peregino felicidades a los dos y besos para repartir ;)

    ResponderEliminar
  11. :D

    En Estados Unidos te llevas la comida sobrante a tu casa. A mí al principio me chocó, pero ahora me parece una idea excelente.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Crisis a parte, si un restaurante no funciona es bien porque la comida es mala de narices, bien por que es escasa y cara.

    Y en cuanto a tirar los alimentos porque caducan o tienen excedente... pa matar al cocinero. Cualquier ama de casa les daría sopas con honda. Mi madre aprovecha hasta el pan duro y hace con él un flan de pan que quita el hipo.

    Besucos

    ResponderEliminar
  13. Se dedican a hacer estudios y sacan conclusiones que dan risa, estoy de acuerdo contigo, cuando salgo a un restaurante voy dispuesto a comerlo todo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Supongo que los dueños de los restaurantes sabrán ajustar sus pedidos para no desperdiciar comida... Si en algo estiman su negocio.

    Un abrazo a los dos.

    ResponderEliminar
  15. Hola Logio, que buenos son los Appel Golden Quarter, da gusto escucharles.
    El Senovilla no se queda atrás y yo como él me lo como todo. Siempre hay que ser agradecido con el cocinero o cocinera.

    Un abrazo a los dos

    ResponderEliminar
  16. Qué post tan original, Peregrino Senovilla!!
    Muy bueno tu análisis!!
    Y si algún día voy a España, te pediré los datos del resturant de Galicia!!!
    Yo también soy de las que "me como todo", en mi casa y cuando salgo a comer afuera.

    Logio: A tu blog lo descubrí hace un tiempito.
    Encantada con él!!

    Saludos a ambos!!
    Lau.

    ResponderEliminar
  17. Sigo en tu casa..

    Yo desde que no fumo me como todo y mas. jjejeje... pero esos garbanzos con callos como te dije en el post anterior... tienen que estar de vicio... que ricosssss... !!!

    ResponderEliminar
  18. Besote Senovilla..

    Me tengo que poner al día, estuve unos días fuera de honda...llevo unos meses que no levanto cabeza...

    Besotes a los dos

    ResponderEliminar
  19. Yo aparte de comermelo todo rebaño el plato, y si sacio mi hambre antes de vaciar el plato, saco de tupper y le pido las sobras para el perro.
    Idem de lienzo con las botellas, aunque con ellas lo del perro no cuela.

    ResponderEliminar

Gracias por estar ahí.

Otros blogs afines que han actualizado recientemente:

Esta obra está bajo una
Creative Commons License
licencia de Creative Commons
.