domingo, 13 de diciembre de 2009

Un crimen en mi casa.

Si como lo estás leyendo....

Esta mañana al levantarme me he encontrado a mi periquito muerto, nada raro ya que a todos nos tiene que llegar la hora tarde o temprano, pero mi sorpresa fue ver restos de sangre en la jaula lo que me lleva a desconfiar que no ha sido muerte natural.

En un principio desconfié de que se tratara de un asunto de violencia de género pero la viuda del difunto es de todo menos violenta, además se la ve muy disgustada así que opté por pensar que bien pudo haber sido la gata la culpable de tal fechoría.

Recuerdo haber recogido los periquitos como cada noche de la terraza y haberlos puesto sobre la mesa del salón, al que Cremita tiene prohibida la entrada.... lo que no recuerdo es si cerré bien la puerta, quizás pudo de un zarpazo.....

Habrá que dedicarle algo de música:


http://www.youtube.com/watch?v=e_E-XFrcGZM

Hace un año:

23 comentarios:

  1. Descanse en Paz....
    (nunca te fies de un gato)

    ResponderEliminar
  2. Acompañote no sentimento,agora eu non dudaria e chamaria os do C.S.I,logo tamen nunca vin morrer unha viuda de pena.

    A buxia e un mechero.

    Unha magoa en estas fechas.

    D.E.P

    ResponderEliminar
  3. A una canarita que teníamos, preciosa, la mató una p... urraca, y no voy a dar más pistas porque fue algo realmente desagradable.

    Una lástima, parece mentira lo que se hacen querer los animalicos... ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Digo restos de sangre por no decir que el pobre estaba aplastado de cara contra los barrotes y con toda la jaula pringada de sangre.

    ResponderEliminar
  5. Hola Logio, la asesina ha sido la gata, como si lo viera.

    RIP

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Sin duda debe haber sido ella pero no hay testigos ni huellas, será difícil condenarla.
    Además, siempre puede alegar que es menor de edad, aunque ya tenga 4 años.
    Sus abogados dirán que es cariñosa y que no es agresiva(y podrán demostrarlo), que la puerta debería estar cerrada y que el culpable soy yo (y la declararán inocente)

    ResponderEliminar
  7. Hola Logio... uff.. Acompaño a la viuda en el sentimiento, lo estará pasando fatal y en estas fechas.

    Descanse en paz el pobre perico pues ya que debió luchar bastante con el gato, al final perdió..

    Ya nos avisaras para el funeral... Un piquillo a la viuda

    ResponderEliminar
  8. Pois xa podes ir mercando outro. Xa se sabe que a perico morto, perico posto! (E que senón a perica...vaíchese aburrir).

    Eso sí, mira de protexer os barrotes, que senón...

    ResponderEliminar
  9. Yo he criado periquitos y a veces cuando alguno ha muerto los demás se han dedicado a picotearle la cabeza al cadáver.
    Igual las heridas son postmortem y la gata es inocente.

    ResponderEliminar
  10. No sabía yo eso Jordi, es otra posibilidad.
    En cuanto al funeral, entenderéis que fue inmediato y en la mas estricta intimidad antes de que despertaran las plañideras.

    ResponderEliminar
  11. Y aunque quisiera exhumar el cadáver para hacerle una segunda autopsia dada la pista de Jordi... mal lo veo.

    ResponderEliminar
  12. Lo siento por tu periquito, hombre, pero la gata tampoco tiene la culpa, suponiendo que haya sido ella, es así su naturaleza. Igual es lo que dice Jordi.

    ResponderEliminar
  13. Tendría que analizarlo un experto antes de cargarle el muerto a la gata.
    Siento mucho la pérdida.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Vaya lío, al final va a ser que la gata es inocente.Yo que tu si que denúnciaría el caso al CSI.

    Bicos

    ResponderEliminar
  15. Recuerdo de niño haber tirado una jaula de casa de un pelotazo. El jilguero, evidentemente, no sobrevivió y yo pasé mucho trabajo para volver a colocar la jaula en su sitio y disimular mis huellas. Creo que mi madre nunca encontró al culpable.
    Y no es por acusar, ¿eh?

    ResponderEliminar
  16. Con la cantidad de series y películas que hay de investigadores de asesinatos en la tele, ya deberíamos saber que ha sido su compañera, dejando pistas falsas para inculpar a "Cremita"...

    Por favor!!! con ese nombre no puede ser culpable, señor juez!!! Si habláramos de mi gato, que se llamaba Maki...

    Una sonrisa que desatasque la pena por la pérdida... Y un abrazo de despedida!!

    ResponderEliminar
  17. Ya pensé en ello, Xibelius, pero lo descarté por dos razones:

    1.- Que no hay antecedentes de agresiones infantiles a los pájaros.
    2.- Que los infantes se fueron a la cama dejando a los dos periquitos con vida.....

    Si me hicieran jurar esto último no podría.
    Cierto es que el sábado estuvo aquí una primita... no, imposible, si ella (bueno, su madre) fue quién nos los regaló..... ??

    Vamos a dejarlo, ha sido Cremita.
    Declarada culpable oficialmente e indultada en el acto.

    ResponderEliminar
  18. No, si al final la culpa es tuya por dejar la puerta abierta, la pobre gata sólo sigue sus instintos! jaja

    ResponderEliminar
  19. Si estuviera seguro de que no la dejé cerrada aceptaría toda la culpa de buen grado; aún así, dudando de mi culpabilidad y la de la gata acepto el recurso de Sara y me declaro culpable, pero traslado también el indulto otorgado al felino a mi propia persona.

    Como haya sido mi mujer la que haya dejado la puerta abierta, se le trasladará a ella esta sentencia.

    ResponderEliminar
  20. No, imposible, yo te digo que entre el gato y la periquita hay rollito, si si... se lo han cargao entre los dos, que siiiiiiii

    Igual tienes que levantar la tarima para descubrir las pruebas definitivas jijijijijiji

    Te presento mis respetos mas respetuosos.

    D.E.P.

    ResponderEliminar
  21. es necesario buscar un culpable, como siempe. Cuidado que nos podemos equivocar, el hombre no tiene todas las respuestas.
    saludos

    ResponderEliminar

Gracias por estar ahí.

Otros blogs afines que han actualizado recientemente:

Esta obra está bajo una
Creative Commons License
licencia de Creative Commons
.