sábado, 16 de abril de 2011

La fazoña apareció detrás de arcoña.



En el velorio de Isaac, Milagros se acercó y al oído este verso le ofreció:

Querido Isaac:
si al cielo vas,
que uno irás...
y ves a mi Blas,
que no lo verás...
pero por si lo ves,
dile que la fazoña apareció
detrás de arcoña.

El motivo del verso hay que buscarlo poco tiempo atrás cuando Blas llegó a casa del trabajo y puso la hoz encima del arcón.... Milagros, mujer celosa donde las hubiera o hubiese, abrió el arcón con tan mala suerte que la hoz cayó entre este y la pared.

Al día siguiente Blas no recordaba donde la había puesto y Milagros desconfió que la había dejado en la casa de Teresa, su amante, iniciando una acalorada discusión con el bueno de Blas, discusión que llevó a este a sufrir un infarto que le dio el pasaporte para el cielo de los justos.

6 comentarios:

  1. Pobre Blas. No hay nada peor que la desconfianza

    ResponderEliminar
  2. @fermin Si hay algo peor, cometer una injusticia que luego no se pueda reparar.

    ResponderEliminar
  3. Pero a río revuelto ganancia de pescadores y de la desdicha de Blas alguien se alegrará como yo en este caso.

    ResponderEliminar
  4. Bueno pero la desconfianza no viene de la nada; algo habrá hecho Blas para que milagro desconfíe de él, mala suerte que se tuvo que moriri. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. @El Drac Hasta que no se demuestre lo contrario se mantiene la presunción de inocencia y a los hechos me remito.

    ResponderEliminar
  6. Y la mala conciencia hizo que le diera el recado al difunto Isaac....ayyy los celos

    Buen domingo

    ResponderEliminar

Gracias por estar ahí.

Otros blogs afines que han actualizado recientemente:

Esta obra está bajo una
Creative Commons License
licencia de Creative Commons
.