domingo, 29 de julio de 2012

Buscando el equilibrio.



He aprendido que eso que sucia el cristal de la pecera son algas y que no vale de nada añadir esponjas al filtro para que no salgan, que es porque la pecera está en una zona que recibe demasiada luz natural y que cuanto mas se apriete el filtro con mas esponjas, menos agua pasa y peor funciona la bomba, por lo que el agua no circula y se filtra peor.

Un día de estos consigo uno como este.

Buen domingo y buen verano.

5 comentarios:

  1. Hola Logio, siempre he oído que mirar una pecera relaja mucho, supongo que con los peces dentro dando vueltas.
    Vamos tener que poner una en cada casa.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Lo que pasa es que deben de dar un trabajo...
    Un saludo y felices días de verano, Logio.

    ResponderEliminar
  3. @Campurriana Todo es relativo, en mi caso al principio si, vaciarla a un cubo y luego volver a llenarla, limpiarla, etc.... Ahora tengo una manguera que va a la bañera, no tengo que andar con cubos, el filtro me funciona mejor, todas las noches al darles de comer me entretengo un rato con ella y ha dejado de ser un trabajo para convertirse en una aficción.

    ResponderEliminar
  4. Tengo amigos aficionados también, Logio. A mí, la verdad, me encanta observarlos. Me encanta observar en general esa serenidad que transmiten los animales...

    ResponderEliminar

Gracias por estar ahí.

Otros blogs afines que han actualizado recientemente:

Esta obra está bajo una
Creative Commons License
licencia de Creative Commons
.