domingo, 13 de mayo de 2012

Barxacova



Me enteré por una amiga de que cerca de mi, en plena Ribeira Sacra, hay un peculiar enclave sobre o río Mao.



Se trata de una excavación arqueológica,  una rareza por estas latitudes, así que decidimos hacerle una visita.



Partimos de la localidad de Castrocaldelas, donde cogimos la carretera OU-536 que lleva a Ourense  hasta cerca del lugar de Valilongo, donde nos desviamos a la derecha por la OU-0606, la antigua OU-303 que nos llevará hasta la aldea de San Lorenzo de Barxacova donde dejamos el coche y subimos caminando (unos 20 minutos) hasta la necrópolis, como dice Manuel Gago, un sitio arqueológico, por pequeño que sea, no deja de ser un negativo del pasado.



Desde San Vitor las vistas son estupendas y desde allí se divisa la pasarela que acompaña al rio Mao en el tramo final de su camino.




Un helado, un paseo y una puesta de sol finalizaron nuestra jornada en Castrocaldelas.


Entrada dedicada a esa enorme ballena blanca que este humilde Capitán Ajab ha estado buscando todo este tiempo, cada día resopla mas cerca.

14 comentarios:

  1. Vaya lugar más guapo. Pena que no esté más cerca.

    ResponderEliminar
  2. Dios mio, que maravilla de lugares que escogieron para construir todos esos monasterios ¿Y eselugar de enterramientos?Puro capricho para estar mas cerca del cielo.Magnifico paisaje donde puedes ver el musgo crecer en los arboles o tocar las nubes con la mano, vistas aereas de vertigo sobre ese precioso cañon y esa moderna pasarela facilita hacer esa ruta sin dificultad y ese pueblo que conserva el encanto del pasado con sus corredores....

    ResponderEliminar
  3. impresionante, cada día encontramos nuevos secretos aún en los lugares más cercanos y conocidos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. El que eligió ese lugar para ser enterrado pensó que el paraíso estaba en la tierra porque las vistas son para caerse muerto.

    ResponderEliminar
  5. ¡Maravilloso! No he hecho la ruta, pero sí he estado en alguno de sus puntos (los enterramientos, p.ej).
    La última foto es de nota - quítale el cable :)
    Al ver el título pensaba que ibas a hablar de la Barjacoba de la Alta Sanabria, distinta, pero también muy hermosa - y muy desconocida

    ResponderEliminar
  6. @Xibeliuss Jar Ya pensé en quitárselo pero, ¿para que?... hay mas, esta Galicia nuestra está llena de cables...

    ResponderEliminar
  7. @Logio Pues tienes toda la razón. Si están, están. Como aquí.

    ResponderEliminar
  8. Un rincón muy acogedor para el último adiós.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Paraísos cercanos, y hay quien se empeña en buscar al otro lado del mundo...
    PD:
    Cuidado con la gran ballena, la obsesión acabó con el capitán.
    "Yo la perseguiré al otro lado del cabo de Buena Esperanza, y del cabo de Hornos y del Maelstron noruego, y de las llamas de la condenación. Para esto os habéis embarcado, hombres, para perseguir a esta ballena blanca por los dos lados de la costa y por todos los lados de la tierra, hasta que eche un chorro de sangre negra"

    ResponderEliminar
  10. @Jose Senovilla Algo tiene cuando fue elegido porque a mano precisamente no está.

    ResponderEliminar
  11. @ferminCreeme, merece la pena la persecución.

    ResponderEliminar
  12. Y con el calor que hizo os aventurasteis a salir???

    Sois unos valientes!!!

    Me quedo con la rutita para hacerla un sabado o domingo por la mañanita temprano ;)))

    Bicos mil a ese grupito de pelirrojos que te acompaña :)

    ResponderEliminar
  13. Eremitorios de este tipo hay varios en la provincia de Burgos. Algunos muy famosos ya.

    Pero lo que más me gusta es la última foto, con o sin cables. Está genial.

    ResponderEliminar

Gracias por estar ahí.

Otros blogs afines que han actualizado recientemente:

Esta obra está bajo una
Creative Commons License
licencia de Creative Commons
.