martes, 13 de marzo de 2012

La historia de "Ana".

Hoy te quiero contar la historia de Ana, una joven que una mala tarde, allá por el verano pasado, cayó por las escaleras de su casa... vivía sola.

El impacto en la cabeza fue enorme, sus palabras no salían, sus miembros no respondían pero sus oídos funcionaron durante el día y medio que permaneció tirada.

Sonaba el móvil...sonaba el timbre y ella no podía hacer otra cosas que esperar su muerte.... lenta, horriblemente lenta.

Afortunadamente su jefa intuyó que algo estaba ocurriendo y avisó a las autoridades.... entró en coma camino del hospital.

Fue operada de urgencia una vez y luego otra y otra para salvar su vida, su cráneo fue extraído y alojado en el abdomen para conservarlo y ventilar su cerebro, con la remota esperanza de que saliera del coma... y medio año después salió.

Se pensó que no hablaría, no razonaría y no caminaría... y habla, poco porque es tímida, pero habla... y razona y dicen que camina...

Si ha superado lo que ha superado bien puede aguantar a sus compañeras de cama pero, de verdad, pienso que Ana se merece una cama individual en el hospital y no compartir habitación con otras dos pacientes que roncan por las noches y no la dejan dormir.

Gracias Andrea.



9 comentarios:

  1. Menuda historia. Desde luego que se merece la habitación para ella sola.
    Salu2

    ResponderEliminar
  2. Impresionante historia ,de esas que te encogen el alma y te obligan a pensar en la suerte que tienes de estar bien .Y por supuesto que Ana tiene derecho a tener una habitacion para ella sola,es que se a perdido la empatia? Un respeto por favor.

    ResponderEliminar
  3. Se merece mucho más que una cama. Ante todo se ha ganado el respeto a su lucha y el derecho a tener intimidad y tranquilidad. Y se merece el derecho a que nadie pisotee su dignidad.

    Besucos.

    ResponderEliminar
  4. Terrible y conmovedora historia...
    No puedo entender cómo con semejante cuadro clínico, tenga que compartir habitación...
    No soy médica, ni trabajo en el sistema de salud, tampoco soy española (soy argentina) pero cualquiera con un poco de criterio y sensatéz puede darse cuenta que Ana necesita tranquilidad y cuidados especiales...
    Saludos, Logio!
    Y espero que la situación de Ana cambie y se reponga completamente!
    Lau.

    ResponderEliminar
  5. Como Arena: impresionante.
    Suerte para Ana (aunque hay cosas que no deberían depender de la suerte)

    ResponderEliminar
  6. Hola Logio, es lo menos. Estas historias me ponen la carne de gallina.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Estoy con el dinosaurio y con todos los demás.

    Gracias por contarlo, Eulogio.

    Un abrazo, prenda, y buenas noches.

    ResponderEliminar

Gracias por estar ahí.

Otros blogs afines que han actualizado recientemente:

Esta obra está bajo una
Creative Commons License
licencia de Creative Commons
.