viernes, 12 de agosto de 2011

El lado oscuro de la bolsa

Esta semana hice en un post una afirmación un tanto desafortunada que puede ser malinterpretada como un buen amigo me hizo saber.

Dije

"Ya le pueden dar bien dado al Ibex 35 y a los números rojos, el que se arruine con la bolsa que se cuelgue de un pino, sinceramente... y el que salga de esta con todos los pelos en su sitio que mire en invertir en otras cosas a ver si ve el mundo de otro color que no sea el verde."


Ahora el destino me ha dado la oportunidad para matizar esas palabras ya que no iban dirigidas al pequeño inversor (o grande, me da igual) que invierte una cantidad de dinero en acciones con la esperanza de que la cotización de las mismas suba y así tener un beneficio, si no que me refiero, por ejemplo al que alquila acciones a 7 euros cada uno para venderlas y luego presionar para que estas bajen y así poder recomprarlas a 3 euros y devolvérselas a su dueño tras abonar una pequeña comisión por el préstamo.......... práctica que hoy está prohibida en España.... por desgracia temporalmente.

Desgraciados como los que hacen estas prácticas son los causantes de la actual situación económica y los órganos de control que no han tomado las medidas son sus cómplices.

Por otro lado quiero felicitar a Mark Nnopfler, que está de cumpleaños.


Temazo con el que inicio la cuenta atrás para las vacaciones.


3 comentarios:

  1. O mundo dos negocios acaba por complicarse case sempre; pero é moi bo poder matizar.

    (Que pequeniño é o universo, carallo!) :-)

    ResponderEliminar
  2. jejejeje Chousa di que o universo e pequeniño jajaja estoume a acordar da Barrela :)

    Eulogiooooo toi espesisisisisima para hablar de inversores, bolsas, destino, prestamos, IBEX, euribores y otras yerbas varias... (normalmente siempre lo estoy) asi que me paso al siguiente tema

    Que ya estas de vacas??? jope que envidiaaaaaaaaa ;)

    disfrutalas a toooope tope tope :)

    ResponderEliminar

Gracias por estar ahí.

Otros blogs afines que han actualizado recientemente:

Esta obra está bajo una
Creative Commons License
licencia de Creative Commons
.