sábado, 5 de febrero de 2011

Disculpas

Un par de recientes encuentros en facebook con dos chiquillas que considero importantes para mi y que creo que debí haber visto crecer mas de cerca pero que las circunstancias vitales han hecho que no sea así, me llevan a reflexionar sobre la fragilidad de los lazos que nos unen en la vida, la facilidad con la que desgraciadamente se rompen o se deterioran sin remedio y lo difícil que es anudarlos de nuevo.

Cada vez que las circunstancias vitales cambian el status quo se tambalea y el plano de futuro se retuerce de mala manera; luego miras atrás y te arrepientes...

Es por ello que quiero pedir disculpas a esos que ayer eran niños y hoy, sin darme cuenta, se han hecho mayores sin que yo les haya visto crecer.

Un abrazo para sus hermanos con los que me ocurre lo mismo.

Ahora solo falta ella.... esa visita que llevo tres años esperando.



Hace un año puse música, hace dos nada y hace tres nada menos que 10 entradas entre las que destaco esta que habla de una curiosa coincidencia entre madre e hija.

9 comentarios:

  1. En la vida hay que tener un poquito de tiempo para todo, aunque pasa tan rápido que es muy difícil poder palpar todo. Tu ya me entiendes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. No creo que seas culpable. Lo que transmites es de una persona muy atenta a su entorno familiar. Lo que pasa es que un buen día te das cuenta de que crecen deprisa.
    Un abrazo, amigo

    ResponderEliminar
  3. La vida y el tiempo, el tiempo de la vida, Logio, no te sientas culpable, a veces con ciertos elementos no podemos hacer mucho más.

    Yo mi vida es...ya sabes y cuando se puede se va y se ve a mucha familia y cuando no se puede...pasa el tiempo, pasa la vida...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Si, se que es así la vida y que no hay mucho remedio, quizás me disculpe por cosas que no están en mi mano.... pero siento que deberían estarlo.

    ResponderEliminar
  5. Sí, hay lazos que se desatan no por enfados ni por olvido... sólo por que no se cuidan lo suficiente. Conviene estar sobre ellos: luego cuesta mucho.

    ResponderEliminar
  6. Buenos días Logio..

    A veces deberíamos hacer la reflexión y pedir disculpas como tu lo haces.. eres valiente, eso te hace ser mejor persona..

    Que no hay que olvidar
    Que no hay que llorar
    Que no hay que acabar
    Que si hay que intentar

    Espero que tu espalda se encuentre mejor... besitos amigo y veo que la hormiguita ya esta en casa... jjejej

    Feliz domingo y semana

    ResponderEliminar
  7. Hola Logio, bueno hay que tratar de obrar en consecuencia en función de cada situación, pero siempre que se haga de forma sincera, no creo que sea para sentirse culpable de nada, porque a veces las cosas se empeñan en ir a su bola y por mas que hagamos no hay nada que hacer.

    Un abrazo y a seguir cuidando la espalda

    ResponderEliminar
  8. Apenas tenemos tiempo a veces para darnos cuenta del paso del tiempo y cuando queremos hacerlo ya ha pasado tanto que dejamos pasar más...no sé, es complicado y nosotros en la mayoría de las ocasiones no somos los verdaderos culpables. De todas formas, existen personas, que aunque no hayamos visto en años, con las que la conversación fluye de igual manera. ¿No te ocurre?. Ésa es la magia de las relaciones.

    ResponderEliminar
  9. Se nota que por descuido no fue. Eso vale mucho.

    ResponderEliminar

Gracias por estar ahí.

Otros blogs afines que han actualizado recientemente:

Esta obra está bajo una
Creative Commons License
licencia de Creative Commons
.