viernes, 12 de noviembre de 2010

No quiero ser cómplice.

Tengo un dilema casi tan grande como el de Felipe Gonzalez con el tema de la situación en el Sahara.

Por un lado entiendo que las relaciones con Marruecos son importantes, entiendo que España salió del desierto como salió y que las Naciones Unidas son ahora las que deben mojarse.

Hasta entiendo que la blogosfera guarde un prudente silencio en este tema, pero por otro lado todo apunta a que se ha producido una matanza en El Aaiún y yo no quiero ser cómplice de ella, así que exijo a mi gobierno una condena clara y contundente de los hechos y un requerimiento público a la ONU para que tome las necesarias cartas en el asunto. No voy a pedir como algún periodista esta mañana, que la ministra de Asuntos Exteriores se ponga ropas militares pero si que la posición de España quede clara.

No creo que consiga tranquilizar la conciencia con ello pero también quiero que el gobierno que me representa exija a Marruecos que se largue de una vez de los territorios ocupados.

A mi Rey le pido que recapacite sobre sus relaciones con Mohamed VI.

Buen fin de semana.



Actualización 13 de noviembre de 2010.

Me acaba de llegar esto por correo. Gracias Fernando.




Hace un año:
Hace dos:

14 comentarios:

  1. En esta parte de mundo nos tiene por unos tibios,aqui a Marruecos habia que pegarle un puñetazo encima la mesa y decir no!! ya esta bien.Pero claro con esta tonteria que tenemos asi nos va,quien tiene mas que perder ello o nosotros.? Nosostros estamos en la union europea y si ellos quieren vender frutas y verduras habia que apretarles mas.Se creen los amos del cotarro.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Pues así es. Por lo menos, una posición clara -sea la que sea (yo, por supuesto, defiendo la lógica)

    ResponderEliminar
  3. No estoy muy al corriente del tema, apenas lo que veo de refilón en la Tele, peri si hubo una matanza, por supuesto que nuestro gobierno debería
    condenarla!

    Te acuerdas del caso de meningitis en el colegio, 1 día después de mi post salió una pequeña noticia en el periódico "Atlántico"...

    Besitos guapo

    ResponderEliminar
  4. Yo tampoco quiero ser complice, es más, lo que tengo es un sentimiento de culpa y de estar en deuda con el pueblo saharaui.

    ResponderEliminar
  5. Hola Logio, que así sea, pero me parecea a mi que poderoso caballero es don dinero.

    Un abrazo
    el lio de Abi

    ResponderEliminar
  6. Si, está bien claro que es el condenado dinero el que mueve el mundo, hasta convicciones políticas d e presidentes de gobiernos son doblegadas por el poder de ese inmortal caballero.

    Me gusta Madre África, Juan.

    ResponderEliminar
  7. @Ana Me gustaría saber en que quedó el tema, Ana.

    ResponderEliminar
  8. Pues el mismo sentimiento que tú tengo yo, Logio. Sólo que yo no creo en declaraciones (cada vez las noto más falsas y estudiadas) yo pediría actuar de alguna forma para dejar claro a Marruecos que "amigos si, pero la burra en la linde". Ya, ya se, no es tan fácil pero digo yo que algo se podrá hacer si se quiere ¿no?

    Besucos

    ResponderEliminar
  9. Yo tengo la amarga sensación de que al Gobierno le gustaría, al presiente le gustaría, a la ministra de exteriores le gustaría...y que no lo hacen porque una condena formal del gobierno de España no le importará a Marruecos ni a nadie.

    Por lo demás tengo el mismo sentimiento que tú.

    ResponderEliminar
  10. Completamente de acuerdo, es muy triste dejarlos de lado.
    Pero amigo Eulogio este gobierno vive como comenta Almalaire en modo condicional constante. No esperes mucho.

    ResponderEliminar
  11. O do Sáhara non ten nome e graciñas por engadir ese slide onde se aprenden cousas coma a do segundo muro máis longo do mundo.

    ResponderEliminar
  12. ¿Qué esperamos de este dictador rey de Marruecos? Masacra a la población de una manera semejante a como lo hizo Franco o tal vez peor...
    Tanta organización internacional y nacional ¿para qué? ¡Cómo nos toman el pelo!

    ResponderEliminar

Gracias por estar ahí.

Otros blogs afines que han actualizado recientemente:

Esta obra está bajo una
Creative Commons License
licencia de Creative Commons
.