martes, 6 de julio de 2010

Debate equivocado.

Hoy he alucinado escuchando la radio, parece ser que se ha abierto el debate sobre si se debe cumplir o no una ley.

Al parecer algunos gobiernos autonómicos conservadores han anunciado que no cumplirán la ley, así de claro.



Siguiendo esta regla de tres yo me voy a negar a pagar los impuestos porque no me gustan.

Nadie se imagina que un conductor de autobús decida saltarse las señales porque no le guste la ley de tráfico, así que si a alguna otra persona no le gusta una ley que afecte a su actividad lo que debe hacer es dejar de ejercer esa actividad y dedicarse a otra cosa.

Es mi humilde opinión, el hecho de que se parezca a la de la Señora Ministra es pura coincidencia.


Hace un año:

Hace dos:

18 comentarios:

  1. Si se trata de discutir eso, las comparaciones que has puesto no son especialmente afortunadas: en un caso se trata de una vida humana; en los otros de cuestiones secundarias.
    Si yo tuviera algo que ver con la aplicación de esa ley también objetaría, igual que si hubiera una ley similar que me pareciese inmoral, como me parece radicalmente inmoral la del aborto, por mucho que la haya aprobado un parlamento.

    ResponderEliminar
  2. Pero ese es otro debate, creo yo.
    Que te guste o no la ley o que te parezca inmoral es otra cosa y hay otros medios para luchar contra ella pero no decir que no la vas a cumplir, si a un ginecólogo que trabaje en un lugar público no le guste la ley del aborto que se se vaya al sector privado donde no recibirá presiones para hacer lo que no le gusta, pero no puede decir que no cumple la ley porque no le sale de los cojones.

    ResponderEliminar
  3. Sin entrar en el debate de si es una ley moralmente aceptable, estoy contigo. No se puede estar en el sistema público y no cumplir las normas. Aquí no cave la objeción, si no me gusta, dejo el empleo. Creo.

    ResponderEliminar
  4. Hya gente a la que se obliga a llevar una determinada ropa de trabajo incompatible con su religión, cumplir un detemrinado horario o hacer esfuerzos cuando es su época de ayuno, (conzoco ese caso), nadie prohibe profesar esas creencias pero deben elegir si sus creencias a su juicio deben prevalecer sobre los requisitos necesarios para su trabajo y buscar un trabajo acorde con las mismas.

    Discrepo de algunas cosas de la Ley pero no me parece adecuado que cumplirla o no sea opcional para el profesional.

    ResponderEliminar
  5. Es peso... es pequello...ja, ja.
    Pues yo sigo pensando que saltamos de un debate a otro, olvidemos que hablamos de aborto y pensemos que hablamos de cualquier otro tema, lo que veo yo peligroso es que alguien pueda decir "no voy a cumplirlo"... eso es el principio del fin de la democracia.

    ResponderEliminar
  6. Puedes estar de acuerdo con una ley o no, es tu derecho, pero una ley es una ley y todos la debemos de acatar.

    ResponderEliminar
  7. Logio, yo pienso que nos toca vivir en un tiempo donde los "valores" si no se derrumban si se erosionan y se tambalean. Los primeros que tendrían de respetar los valores como "la ley" tendrían que ser los jefes pero continuamente vemos (gracias a la prensa buena) que los jefes se saltan la ley a la "torera", que vamos a hacer nosotros, los pequeñajos. ¿que ejemplo nos da la clase que nos dirige?

    ResponderEliminar
  8. Pues yo ahora objeto y no dejo ningun comentario
    EA!!!!!

    ResponderEliminar
  9. Pues eso, Nando, ja, ja.

    El ejemplo que no dan....

    No se yo cual es el ejemplo que nos pueden dar los que siempre están con el "y tu mas" como si fueran niños... por ejemplo la corrupción, en lugar de tener un pacto que diga que el corrupto siempre tiene nombre y apellidos y que lo único que hace con unas siglas es usarlas como escudo y que no se deberían hacer daño entre ellos a cuenta de un mal nacido mas o menos, lo que hacen es usar las siglas para defender hasta lo indefendible al del nombre y los apellidos...

    Vamos a acabar como otros países en los que la corrupción está enquistada en las instituciones; deberían tomárselo en serio y no fijarse en las siglas tras las que se escondía el chorizo.

    ResponderEliminar
  10. Hola Logio

    Tengo la pc en la enfermeria y poco o nada comento, sin embargo no queria que pensaras que me había olvidado de los amigos..

    Saludotes de buenas noches

    ResponderEliminar
  11. :) ay no estoy yo para cosas serias...
    fijate como ando que ya le he dado tres veces al bicho de tu blog con una gamuza pensando que era un mosquito aaaaiissss

    los mosquitos de ahora son autenticos "vampiros"

    uy! y que tiene que ver esto con el tema?

    na

    la olla jejejeje

    bueno...

    tu me entiendes...

    el sentidiño que se me va jajajajaja

    ResponderEliminar
  12. Lo que pasa es que cada quien quiere interpretar las leyes a su antojo y no entiende que se trata de llenar un vacío legal. Seguro que muchos de esos profesionales que se niegan a hacer algo que va contra su moral, hacen otras cosas que son más inmorales e injustas, que su ética en otros aspectos no es tan maravillosa como quieren hacerlo ver, pero es la hipocresía de esta sociedad.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Siento no haberme pasado por este sitio después de dejar el comentario inicial; he estado de viaje.
    Me sorprende en los comentarios la unanimidad en la idolatría a la ley, como si fuese divina. Creo que al menos se puede entender que haya gente que tenga reparos invencibles a ese respecto, teniendo en cuenta que se trata de matar a alguien. Al menos podría plantearse la objeción de conciencia.
    Yo hice la mili y al acabarla -visto lo que pude ver allí- me hice objetor (debo de ser el único que lo hizo en ese orden: mili y luego objetor). Algo de ese estilo debe reconocerse ahora, para empezar.
    Pero si me demostráis que hacer un aborto es lo mismo que pagar impuestos, me callo.
    Espero sentado.

    ResponderEliminar
  14. Ves, ves, argumentas de maravilla, amigo Ángel pero al final acabas mezclando el tema del debate también...

    No tiene por que ser lo mismo, no es el tema, creo. El tema es que alguien dijo que no va a cumplir la Ley y parece que no pasas nada.

    ResponderEliminar
  15. Entonces, por partes:
    1. la primera cuestión es si es posible una ley mala, aunque esté aprobada por un parlamento elegido democráticamente.
    2. Si es posible la desobediencia civil.
    3. Si el aborto es algo malo. o dicho de otro modo: si el aborto es algo bueno.
    Mis respuestas son:
    1. Es posible una ley mala, incluso aprobada por un parlamento democrático.
    2. Sí. Y uno debe de seguir su conciencia.
    3. El aborto es algo malo (y no es un derecho).

    ResponderEliminar
  16. 1. De acuerdo, es posible una ley mala, una cosa es la Justicia y otra la Legalidad, deberían coincidir pero no siempre es así, véase el trato que se le otorga a los asesinos de niñas.

    2. De acuerdo pero con matices, una cosas es una desobediencia civil (que se atenga a las consecuencias) y otra que una institución se niegue a cumplir una ley (esto último me parece intolerable)

    3. Me abstengo, no era mi intención juzgar la ley en el post si no la respuesta a la ley.
    Bueno, en atención a tu atención me voy a mojar: Me parece algo malo que se hace con mucha facilidad y solo lo implicados saben el tiempo que tardan en superarlo, si es que lo superan, pero también me parece algo necesario e inevitable, por lo que yo lo hubiera dejado como estaba que parecía tema cerrado y no hubiera hurgado en la herida, pero de hurgar en ella estoy con los que piensan que el consentimiento paterno en menores debería ser imprescindible.

    Es mas, yo haría actuar legalmente de oficio contra el que dejara a una menor embarazada si se dieran las circunstancias y lo llevaría a la cárcel.

    ResponderEliminar
  17. Creo que cuando se jura un cargo público se hace con la fórmula de jurar guardar y hacer guardar la constitución y las leyes y que si alguien siente que, en conciencia, no puede cumplir con sus juramentos, lo ético es abandonar ese cargo.

    Un saludo, Logio

    ResponderEliminar

Gracias por estar ahí.

Otros blogs afines que han actualizado recientemente:

Esta obra está bajo una
Creative Commons License
licencia de Creative Commons
.