sábado, 30 de mayo de 2009

El camino de Santiago.

Se creía desde tiempos muy antiguos que el "campo de estrellas" (Via Lactea) conducía a las tierras del fin del mundo y fue allí donde "casualmente" aparece la tumba del Apostol Santiago allá por el año 813, conviertiéndose en un punto de perigrinación para Europa.

La influencia de los peregrinos se intensifica, se construyen puentes y hospitales y se amplía la basílica, todo con fondos de generosas donaciones de monarcas.

El definitivo espaldarazo al camino es la concesión de los Años Santos Compostelanos:

La Bula Regis Aeterni concedida por el Papa Alejandro III en 1179, no hace sino confirmar privilegio concedido a Compostela por el papa Calixto II en el año 1120 por lo que serán Años Santos o Años Jubilares todos aquéllos en los que el día 25 de Julio (día de Santiago) coincida en domingo


La peste negra asola Europa en el siglo XIV y las peregrinaciones disminuyen y comienza un declive de la agravado por el Cisma de Occidente, pero en los últimos años intereses turísticos han destapado el legado cultural.

Los que lo han hecho dicen que el camino no es solo el medio para llegar a Santiago, es un templo en si mismo y un proceso iniciático en el puedes encontrarte a ti mismo.

Encontrarás mucha información en la red si te animas a caminar ahora que llega el buen tiempo.



Fuentes:
Hace un año:

11 comentarios:

  1. Venid, venid... que yo os espero al final del camino.

    ResponderEliminar
  2. La arquitectura religiosa de este país goza de buena salud, a pesar de los pesares. Lastima que la civil no perdurase tan bien conservada.

    ResponderEliminar
  3. Hace años hice un tramo del camino francés. Recientemente, otro del camino mozarabe. Efectivamente, llegar a Santiago es lo de menos. Aparte de que la peregrinación original era al final de la tierra: Finis Terrae. Para mi, fue una experiencia increible que recomiendo a todos.
    ¡Bon Camiño!

    ResponderEliminar
  4. Quien no haya hecho aún el Camino de Santiago, no lo dude, que lo haga, por la razón que sea. Merece la pena.

    ResponderEliminar
  5. Dicen que los que ven Finisterre ven el fin del mundo, tengo ganas de ir.

    Saludos Cordiales.

    ResponderEliminar
  6. Y otro viaje que tengo pendiente en la lista. Creo que a este paso voy a tener que vivir tres vidas para hacerlos todos. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Hola... nunca he ido y es uno de los viajes pendientes.. Un saludote y buen fin de semana.. Te cuento que la exposición de Sorolla.. estelar!!

    ResponderEliminar
  8. Con fe o sin ella, el que inicia el camin de Santiago lo hace por muchos y variados estímulos. Unos solo son turistas, que eligen el camino como unas vacaciones distintas, otros los hacen por fé, y otros por una filosofía interior que les lleva a probarse a sí mismos,con la particularidad de poder disfrutar de lugares, parajes y gentes que hacen de la ruta algo inolvidable.
    Al final la experiencia siempre resulta gratificante y única, según cuentan los que hacen ese camino. Así que, hay que animarse y emprender la marcha...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Se nos olvidaba, el video está genial, un hermoso recorrido....

    ResponderEliminar
  10. No sé cuándo podré, pero quisiera hacerlo.

    ResponderEliminar
  11. Tengo que hacerlo, seguro. Si estuviera aquí mi amiguete de los mil caminos ya habría ido hace años.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Gracias por estar ahí.

Otros blogs afines que han actualizado recientemente: