lunes, 18 de agosto de 2008

Recuerdos



Criada en tiempos de guerra, enamorada en tiempos de morriña, madre en tiempos de revolución, lo que queda de Clara vive ahora la última etapa de su tiempo.

Sonríe y abraza con cariño, con mucho cariño, pero no sabe a quien sonríe ni a quién abraza o al menos lo duda. Su mirada delata que su memoria es un viejo papel en blanco o casi en blanco; hay borrones pero son solo eso, borrones.

Tere es parte de Clara y tiene un blog personal en el que guarda la memoria de clara para cuando esta se cure poder devolvérsela, por eso el blog es privado y no quiere compartirlo con nadie que no sea Clara.

Se lo enseña cada noche y le habla de Suiza, de la abuela, de los nietos, de aquel moreno.

Y ella sonrie y abraza a Tere con cariño, con mucho cariño, pero se pregunta quién será esa mujer que le cuenta todas esas historias.

Esta es mi triste aportación a la iniciativa de El Mosquitero

Actualización 27.08.2008
Esto va a ser mi regalo para ella.
También para esta entrada.

23 comentarios:

  1. Triste, pero sencillo, y a la vez muy real. Los blogs sirven para tantas cosas...

    ResponderEliminar
  2. Estupenda historia amigo, veo que os estáis poniendo las pilas.

    Veré cuando la hago yo, ahora tengo COLUMPIOS y merienda y luego baño y hacer cena...

    Pero estaré al pie del cañón como vosotros.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Nada como una historia real. La realidad supera...
    Gran relato.

    ResponderEliminar
  4. No Fermín, no es real, pero como si lo fuera.
    No conozco a nadie en las circunstancias que cuento pero si en otras muy similares, por eso no es difícil imaginar la situación relatada.

    ResponderEliminar
  5. ohhh no es real, creí la historia EULO, me ha gustado muchísimo, saludos a todos en tu casa, feliz día!!!

    ResponderEliminar
  6. Graciela:
    No es real pero casi.
    Te asuguro que está escrita como si lo fuera.

    ResponderEliminar
  7. Triste, muy triste.
    Me imaginé de inmediato alguien con Alzhaimer.
    Esta historia es de las que llegan al alma.

    ResponderEliminar
  8. Fantástico. Transmites la realidad que quieres en unas pocas líneas. Sin duda una gran narración.
    Suerte!

    ResponderEliminar
  9. Terminé de leerlo con lágrimas... he tenido dos tías queridas así, con su memoria perdida en un papel en blanco, de más está decir que me has conmovido.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Lograste que sintiera la tristeza de Teresa, y la angustia de Clara, tu relato es conmovedor.
    Me alegro de que no sea historia cierta. Suerte!!!

    ResponderEliminar
  11. Querido Eulogio esta es una buena historia contada con pocas lineas. Hay veces en las que las largas descripciones y los adornos sobran.

    No te extrañes porque pase a leerla tan tarde. No he tenido tiempo antes y hoy, con esas ganas que me ha provocado el relato de volvoreta, me he decidido a soñar con vuestra imaginación.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Triste narración.... creo que has transmitido muchísimo en pocas líneas. Fantástico. Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Pues sí Eulogio, breve, pero cargada de sentimiento. Hace poco yo también escribí un relato acerca del Alzheimer, tú has dicho en 2 líneas con una maravillosa sencillez lo que yo tardé horas en expresar en mi relato. Enhorabuena.
    Yo no considero que sea tan triste, me parece francamente tierno (al fin y al cabo y afortunadamente, Clara sigue sonriendo, y no está sola)
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Eulogio,
    Mi blog es ICAROS, en los demas sólo colaboro con la parte del diseño jejeje

    ResponderEliminar
  15. Me parece una historia dura pero contada con bellas palabras que la suavizan sin disfraces; no importa la cantidad de líneas utilizadas, se entiende perfectamente...la ternura y la entrega como arma contra el olvido...cala hondo.
    Un saludito...Suerte!

    ResponderEliminar
  16. Preciosa y muy triste Eulogio, a mí sabes que me toca muy de cerca, casi me he visto dentro de ella.
    Preciosa y escueta, como las cosas buenas.

    ResponderEliminar
  17. Muy hermosa la historia, corta y concisa...espero si algún día estoy en esa posición poder recuperar mis memorias así...Muy bonita

    Saludos!

    ResponderEliminar
  18. Es curioso, yo no necesito que "sea cierta" una historia para que me enganche o para ver lo bien que transmites el dolor, el cariño y la impotencia de una situación en tan pequeño pero intenso texto.

    Felicidades por el relato Eulogio.
    No quiero leer los relatos que aún me quedan antes de votar de prisa y corriendo, "por compromiso".No estaba equivocada.
    Hacerlo con este hubiera sido un error colosal.

    Un abrazo y suerte en el concurso.

    ResponderEliminar
  19. Es sencillo y triste, pero me gustó mucho. ¡Felicitaciones!

    ResponderEliminar
  20. Se ve que no se necesitan muchas palabras para expresar lo que cuenta una historia, es realmente impresionante, una de las que más me ha gustado.
    Ahora me voy porque aunque he quedado prendada de las historias y los blogs que he conocido leyéndolas, tengo que ponerme a trabajar.. jaja, te mando un abrazo, suerte en el concurso y ya tienes mi voto!

    ResponderEliminar

Gracias por estar ahí.

Otros blogs afines que han actualizado recientemente:

Esta obra está bajo una
Creative Commons License
licencia de Creative Commons
.